Qué es el Yoga

 Cierra tus ojos, y piensa en el mar. Lleva tu atención en el sonido del Océano. Fíjate  en lo primero que viene a tu mente. Ahora, imagínate que estás en el borde del Océano, y miras al horizonte, y fijate que llega a tu mente. Ahora, observa la espuma que hacen las olas al golpear la arena, y el sonido que hacen cuando se retiran y vuelven al mar. Sé testigo de esto, mientras mantienes tus ojos cerrados. Bueno, es muy posible, que la inmensidad, la infinitud, la impermanencia, la fluctuación,  la calma, la tranquilidad, o pensamientos similares hayan venido a tu mente. Ese ese el Yoga.

Cuando Patanjali, sistematizó esta bella tecnología en los sutras durante el siglo III, definió al Yoga como “Yoga Citta Vritti Nirodha”, donde Yoga significa unión. Es la tecnología de la unión, porque es uno de los caminos mediante el cual la Ola regresa al Océano a recuperar la calma en su verdadero estado. Citta entendido como conciencia, y vritti como fluctuación de la mente, es  como espuma. La conciencia nublada por la identificación con el estado de separación, cree que su verdadera naturaleza es ser la espuma, y pierde su capacidad de atestiguar de su verdadera naturaleza que es ser parte del océano, es decir inmenso, infinito y tranquilo. 

Las corrientes que alteran al Océano, son impermanentes, están ahí porque vinimos a recordar qué somos. Así, es como funciona la danza cósmica entre Shiva y Shakti que nos nos empuja a recordar quienes somos cuando lo hemos olvidado. Estas sujeto a estas dos fuerzas entre tus propias gunas que son manifestaciones en ti del mundo físico y el vehículo mediante el cual vienes a tener esta experiencia de develación de lo real,  y de lo que verdaderamente estás hecho que es de infinitud. Eres perfecto y completo y lo más espectacular de todo esto, es que esto lo venimos a hacer todos, porque el gran Océano de la verdad nos contiene a todos: somos las olas del Océano. 

Es descontextualizado decir que este mundo es el único mundo convulsionado, o que es la era más convulsionada de la historia de la humanidad. Tampoco podemos afirmar sin cierto escepticismo que el mundo es peor que antes, pero es evidente que la naturaleza de los desafíos que tenemos como especie es distinta a las anteriores. Aunque siempre hubo guerras, enfermedades, desastres naturales, hambrunas y que tampoco hay que darnos tanto crédito en que esto lo hemos inventado aquellos que compartimos este mundo contemporáneo, sino que estamos sobre un mundo cimentado por otros, es importante seguir  elevando nuestra conciencia de que somos seres espirituales que vinimos a tener una experiencia humana y no al revés tal como lo enseñó Yogui Bhajan. 

El Yoga es un camino, un saber hacer que te permite hacer conciencia de tu verdadera naturaleza elevando tu conciencia.

Marie Christine Crepy